Fotos: Alejandro Mery / Junio 2020

Mal Paso va más allá de los piscos tradicionales gracias a sus creaciones alta gama

Especial de 35°, Reservado de 40°, Pedro Jiménez Reservado de 40° y su ícono, Reservado de 40°, son parte de este portafolio.

Hay diversas variedades de piscos, pensados para distintas ocasiones. Están los que quedan bien en piscolas, sour, coctelería, para combinar con bebidas premium y para preparaciones ya de más alta gama. Todo ese repertorio ofrece Malpaso, marca que produce destilados elaborados con uvas pisqueras de diferentes tipos de sus viñedos en Ovalle

Quizás el más popular es el Especial de 35°, el que está hecho con uvas de Moscatel de Alejandría, Moscatel Rosada y una pequeña proporción de Moscatel Amarilla, detalle que es una reciente variación a la mezcla, la cual pasa entre 3 a 4 meses en reposo con chip de roble francés y americano, de ahí, su tono ámbar claro. En nariz se siente algo floral, con un toque de durazno y plátano maduro. En boca llega todo eso, más un dejo de manzana. También posee volumen. Es ideal para combinarlo con alguna bebida cola, con una tónica, coctelería y para ser base de un sour, de hecho, en la tapa de su caja viene una receta sugerida. 

Otro también bien conocido es el Reservado de 40°, que va con la misma mezcla que el anterior, pero pasa de 3 a 4 meses en barrica, por lo que hay mayor presencia de madera, con algo de vainilla, Pan de Pascua y caramelo. En boca es más intenso, untuoso, complejo y elegante. Además de las clásicas preparaciones, también es buena opción para un sour con limón sutil o algún ponche con papaya, piña o maracuyá. 

Luego viene la última incorporación a la familia de Mal Paso: Pedro Jiménez Reservado de 40°, que está hecho 100% con este tipo de uva, algo que no es muy común, lo que se refleja en el resultado, pues es bastante particular. Como esta cepa no es tan aromática como las otras, le da mucha versatilidad. Además, no pasa por madera, por eso, su color, pero sí tiene 3 meses de reposo en cuba de acero inoxidable. ¿Qué encuentras? Un pisco de carácter cítrico, con cuerpo y una personalidad envolvente. Acá, puedes sentir cáscara de limón, manzana verde y una parte floral. Esta etiqueta queda genial para coctelería de alta gama o, simplemente, un par de hielos.  

Para finalizar está su ícono, Reservado 40°, que está hecho con Moscatel de Alejandría y Moscatel Rosada de selección que permanece 6 meses en cuba de acero inoxidable. Es bastante particular, pues su boca es más untuosa, posee notas más complejas, no tan comunes en piscos. Se trata de un destilado más expresivo, con un alcohol sutil y elegante. En nariz puedes encontrar especias, como pimienta, y fruta blanca, mientras que en boca se potencia con algo de avellana y caramelo. Este está pensado para coctelería de alta gama, combinar con bebidas premium o disfrutar solo junto a algún dulce. Gran match.  

EmporioWeb.cl - Noticias y contenido editorial